Estuvimos en el estado de sitio de Cachemira

/ / Sociedad

Nuestro CEO, Álvaro Cuadrado, durante sus vacaciones por el Himalaya indio, se encontró a escasos 250 kilómetros, en Cachemira un conflicto político que desembocó en un estado de sitio que dejó aislada a la población local.

¿Qué es un estado de sitio? El estado de sitio representa un concepto equivalente al de estado de guerra, y por ello se dan a las fuerzas armadas facultades preponderantes para los actos de represión. Durante el estado de sitio quedan en suspenso las garantías constitucionales, con mayor o menor extensión, según las leyes.

Debido a la falta de información y supresión de los derechos civiles Álvaro se desplazó hasta la zona en moto por las montañas, saltándose varios controles militares y pudo ver en primer persona qué ocurría a modo de observador internacional (no oficial) para compartir en nuestras redes sociales lo que estaba pasando y redactó esta carta:

 


Camino del valle de Nubra, en el Himalaya, empezamos a ver convoyes militares de más de 100 camiones por la carretera y la presencia continúa en el aire de helicópteros, era evidente la sobre militarización de la zona. Nos llegaban rumores de lo que estaba ocurriendo a escasos kilómetros, se hablaba de cortes de carreteras, expulsión de turistas incluso de violencia hacia los extranjeros de la zona, pero no se sabía si era por la población local o por los militares, una desinformación absoluta que hacía que muchos turistas abandonaran la región.

Después de varios días la población local nos explicó el conflicto histórico político y religioso de la zona y que finalmente había un Estado de Sitio, la supresión de los derechos civiles y la falta de información me hizo no poder mirar hacia otro lado. Me adentré en Cachemira desde Leh, por Kargil en dirección Srinagar en una moto Royal Enfield, con le objetivo de poder observar lo que estaba pasando y compartirlo. Quedé con un gran amigo con el viajaba, Rodrigo H. Recio, que él se quedaría en zona segura y se marcharía al día siguiente en avión y en caso de no tener noticias mías en 48 horas avisaría a la embajada española y les facilitaría mi ruta.

Los primeros kilómetros los hice sin dificultad, la población local me avisaba de que me acercaba hacia el epicentro del conflicto y empecé a encontrarme con controles militares, no explicaré como hice para saltármelos, pero si que quiero denunciar las medidas desproporcionadas del gobierno indio hacia la población civil local que no plantaban confrontación alguna mas allá de pacíficas manifestaciones:

1. Sobre militarización de zona
2. Cortes de carreteras
3. Toque de queda sin casi presencia de personas en las calles
4. Todos los comercios cerrados
5. Corte de comunicación telefónica
6. Corte de internet
7. Bloqueo económico de la zona
8. Expulsión de turistas

Camino de Srinagar en uno de los controles militares me retuvieron el pasaporte sin dejar irme, finalmente logré recuperarlo en búsqueda de un salvoconducto que no tenía y ante la amenaza de los militares si no volvía de busca y captura es entonces cuando decidí escaparme por el Himalaya a 5.000 metros de altura donde no me encontrarían. 17 Horas después al salir de la zona de bloqueo de comunicación hablé con España con Sofía Squittieri quien me compró un vuelo de urgencia desde el siguiente aeropuerto más cercano para el día siguiente, a quien doy las gracias y finalmente salí del país hacia Sri Lanka, no sin denunciar lo que pasa a 10 horas de avión de Europa y que no sale en los medios de comunicación.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

 

Responsable de los datos: Eleazar Mercader
Finalidad: Gestión de comentarios y valoraciones
Legitimación: Tu consentimiento expreso
Destinatario: servidores de Strato (actual hosting de esta web).
Derechos: Tienes derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de sus datos.