Nuestro CEO, Álvaro Cuadrado, durante sus vacaciones por el Himalaya indio, se encontró a escasos 250 kilómetros, en Cachemira un conflicto político que desembocó en un estado de sitio que dejó aislada a la población local.